TRATAMIENTOS FACIALES


Aquí encontrará un resumen de los servicios que ofrecemos. Naturalmente, si tiene dudas, puede comunicarse con nosotros y concertar una cita. 

 

  • Rejuvenecimiento y Revitalización
  • Peeling Médico
  • Mesoterapia facial
  • lifting sin cirugía
  • Arrugas de expresión
  • Inplantes de Relleno. Restauración de Volúmen
  • Cuello y escote
  • Manchas de la piel

Se sabe que el envejecimiento cutáneo se produce por degradación celular o de la matriz intercelular, disminución de la vascularización, disfunción de los anejos cutáneos, atrofia grasa, atrofia o relajación muscular y contracción muscular repetida. En estos fenómenos intervienen unos factores fundamentales, el paso inexorable del tiempo y la genética, a través de un conjunto de mecanismos moleculares y celulares propios del envejecimiento.

La medicina antienvejecimiento pretende mejorar la calidad de vida durante el proceso fisiológico del envejecimiento, considerando todos sus aspectos, incluso los puramente cosméticos del envejecimiento cutáneo.

También se conocen una serie de factores concurrentes, como la exposición al sol, las enfermedades (generales o cutáneas), la situación hormonal, la nutrición, la evolución ponderal, las medicaciones, los hábitos tóxicos y los cuidados cosméticos.

Consecuentemente y según cada individuo, aparecen los signos más evidentes del envejecimiento, como las arrugas, las discromías y la ptosis, y otros menos evidentes, como la textura, el tacto, el tono, el color, el brillo y la luminosidad, que globalmente son determinantes. Frente al envejecimiento cutáneo, como probablemente frente a cualquier deterioro estético, nos planteamos cuatro grandes grupos de tratamientos: los preventivos, los restitutivos, los curativos y los paliativos.

 


Envejecimiento cutáneo.

Hemicara derecha por la

edad. Hemicara izquierda

añadiendo exposión solar

prolongada.

Para el rejuvenecimiento de nuestra piel, existen varios procedimientos que regeneran nuestra piel, produciendo hidratación, tersura, jugosidad y luminosidad, es decir, promueven la mejora de la calidad de nuestra piel.

Estos tratamientos podemos emplearlos de forma aislada, o en conjunto produciendo una sinergia entre los mismos.

La exposición solar repetida conlleva un fotoenvejecimiento precoz de nuestra piel con la aparición de manchas, léntigos, melasma y cuperosis.

En ciertos casos podemos combinar el tratamiento con la aplicación de un peeling químico, en general algún tipo de ácido (glicólico, salicílico, mandélico,...), que provoca una regeneración de nuestra piel, mejorando su hidratación, color y tersura.

El término “peeling” procede del verbo inglés TO PEEL, una de cuyas acepciones es “pelar”. En Medicina Estética sirve para definir el proceso según el cual un estímulo de cualquier etiología, ya sea físico o químico, de origen natural o artificial, es aplicado sobre la piel con el objetivo de provocar un decapado más o menos intenso o profundo de la epidermis.

El peeling o exfoliación es un acto médico mediante el cual se busca eliminar capas de la epidermis a mayor o menor profundidad en función del o de los agentes exfoliantes utilizados. Los agentes mejor estudiados por su simplicidad de aplicación son los de origen químico, también llamados EXFOLIANTES, los cuales, por su naturaleza química se les podría englobar entre los medicamentos pero por su mecanismo de acción casi se les podría incluir en el grupo de los fisioterápicos.

El peeling químico consiste, pues, en la aplicación sobre la piel de una o más sustancias químicas que provocan una destrucción controlada de los estratos epidérmicos con la consecuente descamación debida a la aceleración del recambio celular, y la posterior regeneración epidérmica, así como de la reparación de la dermis con la formación de nuevo colágeno. A veces, la descamación es muy evidente y debe ser tenida en cuenta a la hora de elegir un tipo u otro de agente exfoliante ya que puede verse alterada en mayor o menor medida la vida social o laboral del paciente. Otros peelings son absolutamente “discretos” y no alteran para nada los hábitos de los pacientes.

En nuestro arsenal terapéutico disponemos de distintos tipos de peelings que nos permiten optimizar el resultado con el menor trastorno o inconveniente para el paciente. Las mejores indicaciones de los peelings son el fotoenvejecimiento cutáneo, el acné, el melasma o manchas faciales, la dermatitis seborreica y todas aquellas situaciones que requieran un incremento del recambio celular. La combinación del uso de peelings con otras técnicas como los implantes faciales, la mesoterapia rejuvenecedora, bioestimulación con plasma rico en plaquetas o la toxina botulínica contribuye al mantenimiento de los resultados obtenidos.

La Mesoterapia es un acto médico que consiste en microinyecciones en dermis superficial o media, de sustancias homeopáticas o Alopáticas, ácido hialurónico no reticulado, vitaminas...persiguiendo el rejuvenecimiento y mantenimiento facial. Gracias a estas microinyecciones se consigue mejorar la estructura del tejido conjuntivo, favoreciendo la hidratación y revitalización de la piel, evitar la flaccidez, mejorar las cicatrices de acné, mejorar las manchas de la piel...

La exposición solar repetida conlleva un fotoenvejecimiento precoz de nuestra piel con la aparición de manchas, léntigos, melasma y cuperosis.

En ciertos casos podemos combinar el tratamiento con la aplicación de un peeling químico, en general algún tipo de ácido (glicólico, salicílico, mandélico,...), que provoca una regeneración de nuestra piel, mejorando su hidratación, color y tersura.


Preguntas frecuentes sobre el Peeling químico

¿Qué es un peeling?

El peeling químico es una técnica utilizada para mejorar el aspecto del cutis. Consiste en la eliminación de distintas capas de la epidermis mediante la aplicación de un agente químico irritante. Esto produce una renovación de las capas de la piel siendo sustituidas por otras nuevas de mejor calidad, con menos manchas y arrugas y mejor textura.

¿Cuáles son los tipos de peelings?

El peeling puede ser físico o químico, y según el agente utilizado se obtienen distintos beneficios. Entre ellos el aumento del colágeno que mejora las arrugas, despigmentación de manchas o el control sobre la grasa y bacterias en las pieles acneicas.

¿Para qué se usan los peelings?

Se usan para mejorar el aspecto de la piel dañada por el sol, para la rosácea, disminuir arrugas, mejorar las cicatrices de acné o varicela y decolorar o eliminar manchas. Dependiendo del poder de penetración de la sustancia química se eliminarán más capas de piel. A mayor profundidad, mayores efectos pero también más riesgos. Aunque el peeling está indicado en casos de envejecimiento fisiológico o solar y para el tratamiento de manchas y acné, también puede emplearse como un medio para “mantener una piel sana, tersa, libre de impurezas y luminosa”.

¿Qué sustancias se emplean para los peelings?

Entre las sustancias empleadas en el peeling se encuentran los ácidos glicólico, tricloracético, salicílico, mandélico… La elección de estas sustancias dependerá del objetivo del tratamiento (despigmentante, antiacneico o antiarrugas). En todo caso se consigue mejorar la calidad de la piel y la producción de colágeno y elastina.

¿Cuántos tipos de peelings químicos existen?

Hay 3 tipos de peeling según la profundidad de su efecto:

  • Peeling superficial: Cierra los poros, atenúa las cicatrices originadas por el acné y las arrugas finas. Además, aporta uniformidad al tono de la piel y un aspecto más juvenil y saludable. Este tipo de peeling ayuda a controlar el acné, las foliculitis y las secreciones sebáceas, y pone a la piel en mejores condiciones para recibir cualquier tipo de tratamiento dermatológico. Los peelings superficiales se realizan fundamentalmente con alfa-hidroxiácidos (ácido glicólico), ácido tricloroacético (10-15).
  • Peeling medio: está indicado en el caso de envejecimiento solar o tóxico ya que actúa sobre las arrugas finas y de profundidad media y para controlar las manchas producidas por el sol. También se emplea como paso previo o complemento de muchos tratamientos como la microdermoabrasión, lifting o rellenos. Para los peelings medios se emplean mascarillas de ácido tricloroacético al 11 y 16%, la solución de ácido tricloroacético del 35% al 50% o la solución del fenol al 88%.
  • Peeling profundo: Con resultados espectaculares, el peeling profundo consigue actuar sobre las arrugas superficiales, medias y profundas, eliminar manchas solares y queratosis. Asimismo, produce la retracción de la piel, lo que ayuda a mejorar notablemente los problemas de flaccidez. El más empleado es la solución de Baker-Gordon a base de fenol.

¿Cuál es el peeling más indicado para mi caso?

Los peelings químicos superficiales y medios se realizan en la consulta de forma ambulatoria requiriéndose ingreso de 3-4 días sólo en algunos casos de peelings profundos. La profundidad del peeling determinará la recuperación de la piel, que puede ir desde unas pocas horas hasta cinco días aproximadamente.

¿Cuáles son las indicaciones más importantes antes de realizar el peeling?

  • Avisar a su médico en caso de que esté embarazada o pueda estarlo así como en caso de que realice lactancia materna.
  • Advertir del uso de cremas de ácido retinoico no prescritas por su dermatólogo o de la realización previa de peelings, implantes, inyección de toxina botulínica, maquillaje permanente o cirugía reciente.
  • Si ha empleado isotretinoína oral en los últimos 6 meses, debe de esperar para la realización del peeling ya que pueden aparecer efectos indeseables.
  • En caso de que haya sufrido un herpes en las últimas dos semanas o de que presente historia de herpes de repetición debe de advertirlo ya que el peeling puede provocar una reactivación del mismo en caso de que no se prevenga.
  • Antes de la realización del peeling debe evitar el uso de rayos UVA o exposiciones extensas al sol.
  • Avisar de los fármacos que esté utilizando antes de realizar el peeling.
  • Es recomendable evitar en la semana previa a la realización del peeling la realización de limpiezas de cutis, uso de esponjas abrasivas o depilaciones.

¿Cuánto tiempo dura la aplicación del peeling?

Depende de la extensión tratada y de la sustancia empleada. Varía entre 10 minutos y 2 horas.

¿Cada cuánto tiempo debe de hacerse un peeling?

La periodicidad del peeling también dependerá del objetivo del tratamiento así como de la sustancia empleada. En los peelings para aportar luminosidad al rostro se realizan entre cuatro y ocho sesiones semanales o quincenales. Una vez obtenidos los resultados deseados se hace una sesión de mantenimiento cada cuatro o seis semanas. Cuando la intervención en la piel es profunda, las sesiones se espacian más en el tiempo y el tratamiento completo se repite una vez al año. Si el peeling es muy profundo no suele repetirse en años.

¿Cuál es la sensación que se nota al hacerse un peeling?

Durante el procedimiento se puede notar una leve sensación de picor más intensa cuanto más profundo sea el peeling. De forma excepcional puede aparecer lagrimeo, enrojecimiento, inflamación y costras.

¿Qué debe de hacerse después del peeling?

Después del tratamiento la higiene es inexcusable, es imprescindible la protección solar y evitar la exposición directa al sol. Cada paciente contará con un tratamiento personalizado, que puede ir desde la aplicación de cremas hasta complementos dietéticos, para mejorar el problema específico que presenta su piel. Debe seguir los consejos de su dermatólogo para evitar infecciones bacterianas, herpes, cicatrices, alteraciones de la pigmentación y alergias. En caso de que quiera maquillarse es recomendable esperar al menos 30 minutos después del peeling para que el pH de la piel se normalize. Tampoco se debe exponer a calor, saunas o realizar ejercicios físicos hasta la semana siguiente a la realización del peeling.

¿Se puede hacer vida normal después de un peeling?

En los peelings superficiales el paciente presenta una reacción similar a una quemadura solar que desaparece en 3-4 días. En el caso del peeling medio la reacción dura entre 7 y 10 días. Tras el tratamiento el paciente presentará un enrojecimiento y descamación de la piel, más intensos y duraderos cuanto más profundo sea el peeling.

¿Cuáles son los efectos que cabe esperar después de un peeling?

La mejoría de la piel se nota después en 1 o 2 días con los peelings más suaves hasta 1 mes con los más intensos. El enrojecimiento cutáneo con los peelings profundos puede durar hasta 6 meses.

¿Cuáles son las complicaciones del peeling?

Son excepcionales pero pueden verse en casos muy raros reactivación de herpes latente, eritema persistente, eritema seborreico, eritema rayado en los casos de peeling con resorcinol, quemaduras, hiperpigmentación postinflamatoria, aclaración del color de la piel, infección, cicatrices, erupciones acneiformes, descamación o reacciones alérgicas por resorcinol.

¿Cuánto duran los resultados del peeling?

El número de tratamientos necesarios dependerá de la respuesta del paciente y del tipo de peeling aplicado. En los peelings medios una única aplicación es suficiente para apreciar cambios significativos. A mayor profundidad del peeling, mayor duración de los resultados, sin olvidar que el proceso de envejecimiento seguirá su curso.

   

La Mesoterapia es un acto médico que consiste en microinyecciones en dermis superficial o media, de sustancias homeopáticas o Alopáticas, ácido hialurónico no reticulado, vitaminas...persiguiendo el rejuvenecimiento y mantenimiento facial.

Gracias a estas microinyecciones se consigue mejorar la estructura del tejido conjuntivo, favoreciendo la hidratación y revitalización de la piel, evitar la flaccidez, mejorar las cicatrices de acné, mejorar las manchas de la piel...

Una de las ventajas mayores que presenta la mesoterapia, es que su procedimiento no es para nada invasor al organismo ni a la piel, ya que no requiere ningún tipo de corte o incisión. Por lo que sólo se aplica anestesia local reduciendo los riesgos. Además tampoco requiere de largos tiempos de recuperación, ni muchos cuidados post-tratamiento.

Otra de sus ventajas, es que se trata de un tratamiento regional, es decir, aplicado específicamente en el lugar del problema.

  

Se puede aplicar en cualquier parte de la cara, cuello y escote.

Todas las sesiones de mesoterapia son cortas y prácticamente indoloras, ya que lo que se aplica en la piel son pequeñas inyecciones con dosis muy controladas y reducidas.

  

  

Existen diversos productos para realizar un procedimiento de "retensado" de la piel, por ello la Dra. De la Cruz valorará aquel que se ajusta a sus características específicas.

Sustancia reabsorbible a base de Hidroxiapatita cálcica que inyectada, induce una estimulación del colágeno alrededor de cada trazo de inyección, produciéndose una nueva estructura a modo de andamiaje que sujeta el tercio medio e inferior de la cara, de una forma natural, sin cambiar la fisonomía. La inducción se hace evidente a los 3 a 4 meses del tratamiento, en una única sesión y el efecto se objetiva desde el primer tratamiento gracias a la carboximetilcelulosa, sustancia reabsorbible con efecto tensor inmediato, con 2 a 3 meses de duración, tras lo cual, comienza la verdadera inducción del colágeno, que se mantendrá entorno a los 12 meses. Se trata de un producto seguro y eficaz, avalado por múltiples estudios tras 8 años de experiencia en Estados Unidos. Tras el tratamiento puede haber 3 días de inflamación, que ceden espontáneamente o con frío local y antiinflamatorio.

  

  

Se trata de un producto natural, centrado en su intenso poder de relleno de pequeñas y grandes arrugas y sujeción de pómulos, sin riesgos de alergias ni fibrosis, el producto se adapta a la perfección al propio tejido conjuntivo del paciente y pasado de 6-12 meses se biodegrada (periodo medio de duración). Tiene consistencia gelatinosa, poco doloroso y fácilmente aplicable con aguja fina. Prácticamente carente de efectos secundarios (según nuestra experiencia clínica, en la zona de la inyección se mostrará una rojez que desaparecerá al cabo de 24-48horas).

El Ellansé es un innovador material de relleno,que rejuvenece la piel aplicándose mediante micro inyecciones tanto en cara, cuello y escote, no estando recomendado para labios ni ojeras.

Devuelve al rostro el volumen perdido por el paso de los años con un resultado muy natural, estando especialmente indicado para eliminar arrugas y pliegues cercanos a la nariz y la boca, redefinir el óvalo facial, elevar lateralmente las cejas, dar volumen a pómulos y sienes, atenuar las líneas de marioneta y las arrugas transversales del mentón.

  

Bocouture se emplea para eliminar las arrugas del tercio superior de la cara

La toxina botulínica de tipo A desactiva la acción de la acetilcolina responsable de la contracción del músculo. Al cabo del tiempo se desarrollan nuevas terminaciones nerviosas que restablecen el contacto con el músculo, lo que obliga a repetir el tratamiento después de unos seis meses.

La utilización de toxina botulínica de tipo A está aprobada por la Agencia Española del Medicamento.

Destacamos, como efectos beneficiosos, la brevedad de su aplicación, la rapidez de sus efectos (se nota en tres o cuatro días) y que no requiere anestesia y sus resultados son reversibles. La clave de su eficacia y seguridad, sin embargo, está en que lo aplique un especialista, ya que es imprescindible conocer perfectamente la musculatura de la cara y saber dónde y en qué cantidad aplicar el producto.

La clave del éxito reside en la realización de una exhaustiva valoración previa, estática y dinámica (en reposo y exacerbando los movimientos faciales que producen las arrugas a tratar), de las características anatómicas de cada paciente con el fin de definir y marcar en la piel los puntos de infiltración adecuados.

Se recomienda que el paciente evite tumbarse totalmente o masajearse la zona tratada especialmente durante las cuatro horas posteriores al tratamiento. Por el contrario, no debe evitarse e incluso es aconsejable realizar movimientos de expresión porque aceleran la unión de la toxina al receptor muscular.

  

¿Qué es la toxina botulínica?

Es una proteína natural y altamente purificada que se utiliza para mejorar la apariencia de las arrugas de expresión facial. La cantidad que se aplica es tan pequeña que es completamente inocua.

¿Cómo se aplica la toxina botulínica?

Siempre la tiene que aplicar un médico mediante microinyecciones con las agujas más finas del mercado por lo que la molestia es mínima. Muchos pacientes la comparan con la picadura de un mosquito. No se requiere anestesia local ni sedación y se puede volver a la actividad normal inmediatamente.

¿Cuánto tiempo supone el tratamiento?

Generalmente, después de la primera consulta, La ventaja de este tratamiento es que no ocasiona baja laboral o social ninguna. Se puede volver al trabajo o a la actividad cotiana con total normalidad.

¿ Cuánto tiempo duran los efectos del tratamiento?

Normalmente, los primeros tratamientos son efectivos unos 3 meses, pero la repetición periódica del tratamiento sin esperar a que los efectos hayan desaparecido completamente, puede hacer que sus resultados sean más duraderos.

¿Es un tratamiento seguro?

La toxina botulínica ha sido utilizada con gran éxito y seguridad durante más de 15 años en oftalmología y neurología, incluso en tratamientos de larga duración en niños y en cantidades hasta 10 veces superiores a las utilizadas con fines estéticos. En el tratamiento de las arrugas de expresión se lleva utilizando más de 10 años.

Los efectos secundarios son poco frecuentes, leves, de muy corta duración y locales.

¿El uso de la toxina botulínica puede cambiar la expresión de mi cara?

No, ya que el tratamiento es personalizado y las dosis serán las apropiadas para conseguir un aspecto natural y relajado.

¿En qué personas no es recomendable el uso de toxina botulínica en medicina estética?

Las limitaciones son muy pocas: embarazo, lactancia, enfermedad neuromuscular o hipersensibilidad a alguno de los componentes del producto (poco frecuentes).

Ellansé estimula la producción de colágeno, lo que resulta fundamental en zonas blandas como las mejillas.

Tiene una duración de dos años, y al ser un inductor del colágeno los resultados los vamos a ir viendo según transcurran los meses, con un resultado muy natural.

  

El relleno de ciertas arrugas o surcos de nuestro rostro es una de las técnicas más utilizadas en medicina estética.

Aconsejamos utilizar únicamente materiales reabsorbibles como el ácido hialurónico por su seguridad y versatilidad.

Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es un componente esencial de nuestra piel, que sirve como soporte del colágeno y las fibras de elastina. Su función principal es mantener la piel firme e hidratada, ya que es capaz de absorber hasta 1000 veces su peso en agua.

A partir de los 20 años, aproximadamente, la piel va perdiendo su capacidad de retener agua, y es cuando comenzamos a ver las líneas finas en nuestra piel. El ácido hialurónico, además de alisar los pliegues subcutáneos estimula la producción de colágeno, lo que multiplica y prolonga el resultado rejuvenecedor. Entre sus indicaciones destaca: realce de los labios y pómulos, efecto de revitalización démica en cara, cuello, escote, manos, etc., así como para atenuar arrugas por flacidez o expresión y para reducir las cicatrices del acné.

El ácido hialurónico previene la formación de radicales libres y por tanto del envejecimiento.No necesita test de alergia al ser un material biocompatible y se inyecta superficialmente en la piel integrándose de manera natural en los tejidos sin producir fibrosis por reacción a cuerpo extraño y, por lo tanto, sin alterar las características de la piel. Es más, tiene un efecto beneficioso para la misma proporcionando una mayor hidratación y aportando, mientras dura el efecto del implante, volumen a la dermis. Es decir, actúa por relleno e hidratación tisular.

Es un material reabsorbible, por lo que su duración es limitada en el tiempo, y según su nivel de reticulación, de menos a más, puede usarse desde una hidratación de la piel con técnicas de mesoterapia, hasta la definición del contorno facial, inyectándolo supraperióstico.

Zonas donde se aplica el ácido hialurónico

Parte Superior del Rostro

  • Arrugas trasversas de las cejas
  • Arrugas de la frente
  • Arrugas del entrecejo
  • Arruga Nasal transversa

Parte Media del Rostro

  • Arrugas alrededor del ojo
  • Proyección de pómulos
  • Surcos Nasogenianos

Parte Inferior del Rostro

  • Arrugas de la mejilla
  • “Código de barras”
  • Arrugas de la Sonrisa
  • Arrugas en "Boca de Marioneta"
  • Comisuras labiales
  • Perfilado labial
  • V del Labio Superior o Arco de Cupido
  • Dar volumen al labio
  • Surco Horizontal del Mentón
  • Proyección del óvalo facial

 

Relleno de labios con Ácido Hialurónico 

 

Relleno de Surco Nasogeniano. 

Rehidratación profunda de cuello y escote favoreciendo la turgencia y nutrición de la piel y proporcionando un alto grado de hidratación, firmeza y protección. Mediante Mesoterapia con Ácido Hialurónico lineal y vitaminas o bien con Plasma rico en factores de crecimiento, buscamos un efecto sinérgico de potenciación del tratamiento vitamínico tradicional.

  

La mesoterapia también encuentraen el cuello y escote un excelente campo de actuación. El uso de complejos polivitaminados, minerales, polinucleótidos, ácido hialurónico de baja densidad y de otros productos registrados en la Agencia Española del Medicamento, permiten mantener y recuperar la tersura y la hidratación de la piel, lo que conlleva a un rejuvenecimiento cutáneo que se hace evidente desde las primeras sesiones.

Cara, cuello, escote y manos recuperan su aspecto juvenil cuando se llevan a cabo sesiones periódicas de Mesoterapia rejuvenecedora, que puede completarse con otras técnicas de Medicina Estética como los peelings.

Los hematomas, aunque posibles también por la técnica mesoterápica, son mucho menos frecuentes en la cara que en las aplicaciones corporales por tratarse de una técnica muy superficial y prácticamente indolora, aunque para las personas que tienen miedo a las agujas podemos aplicar una crema anestésica previamente al acto médico

 

Mesoterapia de Cuello y Escote. Antes y Despúes. 

PEELING MÉDICO

 

 

Consiste en la aplicación de diferentes sustancias químicas con el objeto de mejorar el aspecto de la piel dañada por el sol, disminuir arrugas, mejorar cicatrices de acné o varicela y decolorar o eliminar manchas.

Medicina Estética Aúrea Phi aplica diferentes tratamientos, según el tipo de piel, sobre la superficie cutánea con la finalidad de producir una renovación de las capas superficiales de la piel. Con ello se propicia una descamación suave de la epidermis y se promueve la formación de nuevo colágeno y fibras propias de la piel.

  

Los tratamientos de peeling aplicados por Aúrea Phi tienen un alto grado de tolerancia, minimizando el riesgo de posibles efectos secundarios, siendo productos de uso exclusivamente médico y con marcado CE.

El paciente puede exponerse al sol con FPS sólo pasadas 24h de la aplicación. El resultado es una piel perfecta de inmediato.

La importancia del uso continuado del peeling está en aclarar las manchas solares, seniles, melasmas y cloasmas y evitar su aparición o posterior hiperpigmentación en los períodos de exposición solar. No solo se trata de un protocolo despigmentante, sino de un tratamiento que regula la actividad del melanocito y la tyrosina evitando posteriores pigmentaciones durante la exposición solar.

MESOTERAPIA DESPIGMENTANTE

Comporta la aplicación de productos despigmentantes de forma mesoterápica, con la finalidad de revertir el proceso de la hiperpigmentación.