TRATAMIENTO CAPILARES


Dado que cada paciente es único, el primer paso es realizar un diagnóstico correcto del tipo de alopecia por parte del médico.

Una vez diagnosticado el tipo de calvicie, contaremos con diferentes pautas y tratamientos que se pueden combinar para frenar la caída del cabello.

La mesoterapia capilar es una de las técnicas más empledas para el tratamiento de la alopecia tanto masculina como femenina.

Empleamos medicamentos que frenan la caida de cabello, vitaminas, aminoácidos, y regeneradores capilares.

En la mayoría de los casos son necesarias varias sesiones y según el tipo de alopecia se le puede asociar tratamiento médico o quirúrgico.

La causa más frecuente de alopecia es la alopecia androgenética que afecta tanto a hombres (entradas, coronilla y zona superior de la cabeza) como a mujeres (suele ser difusa y afectar a todo el cuero cabelludo).

El tratamiento de este tipo alopecias, al tener una causa hormonal, debe ser con una medicación específica a base de antiandrógenos en la mujer e inhibidores de la 5 alfa reductasa en el hombre.

La caída del cabello afecta a miles de personas alrededor del mundo, pero hay medidas para prevenirla o reducirla como la mesoterapia capilar. Algunas personas comienzan a perder su cabello tan pronto como 16 a 17 años de edad mientras que otros mantienen una cantidad de cabello muy similar durante toda la vida.

Hay muchas razones por las cuales las personas empiezan a perder el pelo; la más importante es el factor hereditario. También hay otros factores que pueden ocasionar la pérdida del cabello como lo son el estrés, las enfermedades, y algunos medicamentos.

Por suerte, hay tratamientos como la mesoterapia capilar que pueden reducirse el grado de pérdida de cabello y eventualmente pueden hacer que éste vuelva crecer. Es importante tener en cuenta que entre más pronto empiece el tratamiento mayores serán las oportunidades de revertir o reducir la caída del cabello.

La mesoterapia capilar es una terapia estética que estimula a que el cabello vuelva a crecer por medio de la inyección de sustancias activas. Puede ser utilizado para tratar la pérdida del cabello tanto en hombres como en mujeres, pero es mucho más efectivo en los hombres.

La forma más común de pérdida del cabello es la alopecia androgénica; es conocido que este tipo de condición en la causante del 50% de la calvicie en los hombres, y entre el 20% o 50% entre las mujeres que tienen una edad alrededor de los 50 años. Esto se produce debido al achicamiento de los folículos del pelo normal.

  

Los suplementos con vitaminas y aminoácidos no sólo se emplean en el tratamiento de alopecias carenciales (por ejemplo, tras dietas) sino también como complemento en todo tipo de alopecias para mejorar la calidad del cabello.

 

Folículo piloso. 

El tiempo de respuesta individual a la terapia de capilar va a variar dependiendo de cada persona. La terapia consiste en aplicar micro inyecciones en la capa de grasa del cuero cabelludo, así que es normal sentir las punzadas y una sensación de ardor durante el tratamiento. Yambién podrían quedar pequeños moretones después del procedimiento. Como pasa con todos los productos y tratamientos para la pérdida del cabello usted debe continuar con el tratamiento lo suficiente para recuperar la salud de su cabello.

Tratamiento capilar. Antes y Después.

Conforme vamos envejeciendo nuestro cuerpo pierde vitaminas y minerales que son necesarios para que el cabello crezca; la mesoterapia capilar ayuda a reemplazar todos estos compuestos que hemos perdido. Los medicamentos en la mesoterapia capilar están hechos para incrementar la circulación de la sangre en el cuero cabelludo, lo cual estimula los folículos de la cabeza. Una de las grandes ventajas de este tratamiento es que tiene efectos duraderos para neutralizar los efectos de la hormona DHT, dándole chance al cabello para que crezca de vuelta; las cantidades excesivas de la hormona DHT en lo que causa la pérdida del cabello en la mayoría de los casos.

La bioestimulación con plasma rico en factores de crecimiento es un conjunto de procedimientos para activar biológicamente las funciones anabólicas del fibroblasto, fundamentalmente, la producción de colágeno tipo III, elastina y ácido hialurónico a partir de sus precursores, prolina, lisina y glucosamina, respectivamente, lo que estimula al folículo.