Relleno y restauración de volumen

Ref.:

0,00 € IVA inc.

Relleno Dérmico. Restauración del Volúmen: Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es un componente esencial de nuestra piel, que sirve como soporte del colágeno y las fibras de elastina. Su función principal es mantener la piel firme e hidratada, ya que es capaz de absorber hasta 1000 veces su peso en agua.

A partir de los 20 años, aproximadamente, la piel va perdiendo su capacidad de retener agua, y es cuando comenzamos a ver las líneas finas en nuestra piel. El ácido hialurónico, además de alisar los pliegues subcutáneos estimula la producción de colágeno, lo que multiplica y prolonga el resultado rejuvenecedor. Entre sus indicaciones destaca: realce de los labios y pómulos, efecto de revitalización démica en cara, cuello, escote, manos, etc., así como para atenuar arrugas por flacidez o expresión y para reducir las cicatrices del acné.

Es un material reabsorbible, por lo que su duración es limitada en el tiempo, y según su nivel de reticulación, de menos a más, puede usarse desde una hidratación de la piel con técnicas de mesoterapia, hasta la definición del contorno facial como pómulos o labios.

Parte Superior del Rostro

  • Arrugas trasversas de las cejas
  • Arrugas de la frente
  • Arrugas del entrecejo
  • Arruga Nasal transversa

Parte Media del Rostro

  • Arrugas alrededor del ojo
  • Proyección de pómulos
  • Surcos Nasogenianos

Parte Inferior del Rostro

  • Arrugas de la mejilla
  • “Código de barras”
  • Arrugas de la Sonrisa
  • Arrugas en "Boca de Marioneta"
  • Comisuras labiales
  • Perfilado labial
  • V del Labio Superior o Arco de Cupido
  • Dar volumen al labio
  • Surco Horizontal del Mentón
  • Proyección del óvalo facial