Arrugas de expresión:Toxina Botulínica

Ref.:

0,00 € IVA inc.

ARRUGAS DE EXPRESIÓN. TOXINA BOTULÍNICA 

La toxina botulínica de tipo A desactiva la acción de la acetilcolina responsable de la contracción del músculo. Al cabo del tiempo se desarrollan nuevas terminaciones nerviosas que restablecen el contacto con el músculo, lo que obliga a repetir el tratamiento después de unos seis meses.

La utilización de toxina botulínica de tipo A está aprobada por la Agencia Española del Medicamento.

Destacamos, como efectos beneficiosos, la brevedad de su aplicación, la rapidez de sus efectos (se nota en tres o cuatro días) y que no requiere anestesia y sus resultados son reversibles. La clave de su eficacia y seguridad, sin embargo, está en que lo aplique un especialista, ya que es imprescindible conocer perfectamente la musculatura de la cara y saber dónde y en qué cantidad aplicar el producto.

La clave del éxito reside en la realización de una exhaustiva valoración previa, estática y dinámica (en reposo y exacerbando los movimientos faciales que producen las arrugas a tratar), de las características anatómicas de cada paciente con el fin de definir y marcar en la piel los puntos de infiltración adecuados.

Se recomienda que el paciente evite tumbarse totalmente o masajearse la zona tratada especialmente durante las cuatro horas posteriores al tratamiento. Por el contrario, no debe evitarse e incluso es aconsejable realizar movimientos de expresión porque aceleran la unión de la toxina al receptor muscular.